que es un servidor proxy
Servidor proxy con múltiples cables conectados.

¿Qué Es Un Servidor Proxy? ¿Cuál Es Su Utilidad?

Un servidor proxy es una de las herramientas fundamentales para proteger nuestra privacidad, utilizados tanto en entornos corporativos como personales para una variedad de propósitos. En este artículo explicaremos qué es, cómo funciona, y la importancia que tiene.

Definición

Un servidor proxy es un intermediario que intercepta las solicitudes de los clientes y las reenvía a otro servidor remoto en Internet. Cuando este servidor responde, el servidor proxy intercepta la respuesta y la reenvía al cliente pertinente. Permitiendo al cliente-usuario acceder al servidor (que por ejemplo, hospeda una web) sin revelar su dirección IP.

Tipos de Servidores Proxy

Los servidores se pueden presentar en diferentes tipos y configuraciones, cada uno diseñado para satisfacer necesidades específica de red y seguridad para el usuario o empresa-organización:

  • Servidores proxy de web: son los tipos más comunes de servidores proxy y se utilizan para optimizar el acceso al contenido web. Pudiendo usarse para bloquear acceso a ciertas partes -o tipo de contenido- del sitio web, almacenar en caché recursos estáticos y en definitiva brindar seguridad al usuario y a la web por igual.
  • Servidores proxy de reenvío: normalmente empleados en un entorno corporativo, los servidores proxy de reenvío se utilizan para controlar el acceso a Internet y evitar el acceso no autorizado a datos confidenciales de la empresa.
  • Servidores proxy inversos: se utilizan para no saturar el servidor donde se almacena el contenido de interés, almacenar en caché contenido dinámico y otorgar seguridad al servidor de destino (certificado SSL, protocolos TLS, bloqueo de IPs & países enteros…). Un ejemplo muy conocido es Cloudflare, proxy utilizado por esta misma web.
  • Servidores proxy transparentes: interceptan todo el tráfico del cliente sin necesidad de ninguna configuración especial. Este tipo de proxies se utilizan en aplicaciones de seguridad de red para supervisar y filtrar tráfico, aparte de para almacenamiento en caché y aminorar la carga de red.
  • Servidores proxy anónimos: también denominados NAT (Network Address Translation), brindan anonimato a los clientes y ayudan evitar el bloqueo geográfico y censura en línea.

La anterior clasificación puede resultar confusa debido a las similitudes que presentan todos ellos, por lo que se puede resumir en lo siguiente: los de web optimizan el acceso y brindan seguridad, los de reenvío controlan el acceso en un entorno corporativo, los inversos manejan el tráfico y proporcionan seguridad, los transparentes supervisan el tráfico y reducen la carga, y los anónimos brindan anonimato y ayudan a evitar la censura en línea.

Lo Que Conlleva implementar Un Servidor Proxy

Implementar un servidor proxy es un proceso complejo pero esencial para las organizaciones que deseen mejorar la seguridad, rendimiento y controles de acceso en su red. Algunas de la opciones de software más populares para servidores proxy incluyen Squid, Nginx (usado por esta web en combinación con Cloudflare), Apache & HAProxy.

Se deberán configurar con los parámetros adecuados para la red; como números de puerto, controles de acceso, reglas de enrutamiento… También es posible que haga falta configurar clientes para que utilicen el servidor proxy, ya sea especificando -manualmente- la dirección del servidor o utilizando secuencias de comandos de configuración automática.

Mejores Prácticas

Con el fin de asegurar que un servidor proxy sea seguro, eficiente y confiable, debemos seguir las mejores prácticas posibles para su correcta configuración y mantenimiento. Algunas de ellas son:

  • Mantener el software base actualizado: esto ayuda a prevenir la aparición de vulnerabilidades y garantizar que el servidor funcione sin problemas.
  • Implementar controles de acceso: es decir, restringir qué clientes pueden acceder al servidor proxy y a qué sitios se pueden acceder a través de él.
  • Supervisar el tráfico: esta práctica consiste en utilizar herramientas de registro y supervisión para detectar cualquier actividad inusual en la red (intento de acceso a zonas web privadas, agentes de usuario desconocidos, etcétera).
  • Usar encriptación SSL: esto permite proteger los datos transmitidos entre el cliente y el servidor proxy, así como entre el servidor proxy y el de destino. También se recomienda usar la versión mínima de TLS 1.2.
  • Optimizar el rendimiento: lo que implica configurar correctamente el servidor proxy para minimizar el riesgo de sobrecarga y asegurarse de que se pueda manejar la carga de tráfico esperada con el menor tiempo de respuesta posible.

Beneficios

  1. Mayor seguridad: los servidores proxy aumentan la seguridad de una red al bloquear el tráfico considerado sospechoso y prevenir ataques. También pueden filtrar contenido no deseado, incluyendo todos los tipos de malware.
  2. Mejor rendimiento: también aumentan el rendimiento de la red al almacenar en caché los recursos a los cuales se accede con frecuencia. Esto reduce la cantidad de tráfico que viaja por la red, resultando en tiempos de respuesta más rápidos (y en caso de webs, una mayor posición en los resultados de búsqueda).
  3. Privacidad mejorada: ocultan la dirección IP del cliente, característica de gran utilidad para aquellos usuarios que deseen permanecer en el -relativo- anonimato mientras navegan por Internet.
  4. Acceso controlado: los servidores proxy pueden usarse para controlar el acceso a los recursos en una red. Permitiendo o denegando el acceso según uno o múltiples criterios, como la dirección IP, hora del día o nombre de usuario.
  5. Ahorro de costes: sirven reducir los costes al reducir la cantidad de tráfico que debe viajar a través de una red, resultando en costes de ancho de banda más bajos y requisitos de hardware reducidos.

Problemas Asociados

La configuración de estos servidores es compleja y requiere de conocimientos especializados, especialmente para control de acceso o filtrado, lo que a menudo conduce a problemas de rendimiento si no se configuran adecuadamente. Incluyendo un riesgo elevado de caída que impediría el acceso a los recursos de red.

Además, una mala gestión expone a riesgos de seguridad, como la interceptación de datos confidenciales. También, la incompatibilidad con ciertos protocolos de red limita su utilidad en algunos entornos.

Utilidad

Los servidores proxy se utilizan en una amplia gama de industrias y contextos para mejorar la seguridad, rendimiento y control de acceso a la red. Algunos ejemplos son:

  • Redes empresariales: muchas empresas y organizaciones utilizan servidores proxy para controlar el acceso a Internet y proteger sus redes de amenazas externas.
  • Agencias gubernamentales: las agencias gubernamentales a menudo usan servidores proxy para monitorizar y controlar el acceso a sus redes, así como para proteger datos confidenciales.
  • Instituciones educativas: las escuelas y universidades a menudo usan servidores proxy para filtrar contenido y restringir el acceso a ciertos sitios, aparte de para monitorizar el uso de la red y asegurarse de que ningún alumno actúe de manera malintencionada.

Alternativas

No cabe duda de que los servidores proxy son una excelente manera de mejorar la seguridad y rendimiento en la red, pero existen alternativas que las empresas y organizaciones podrían considerar:

  • VPNs: acrónimo de Virtual Private Network(s), proporcionan una conexión segura entre el cliente y el servidor de destino, sin necesidad de un proxy separado.
  • Firewalls: las firewalls -en español, cortafuegos- son software de seguridad en red que se utilizan para bloquear el acceso no autorizado o restringir el acceso a determinados sitios o servicios.
  • CDNs: las Content Delivery Network(s) son redes de servidores que sirven para distribuir contenido de manera más eficiente mediante el almacenamiento en caché desde diferentes partes del mundo, reduciendo la latencia y mejorando el rendimiento para los usuarios de cualquier zona geográfica.

Impacto De Los Proxies En La Seguridad De La Información

Los proxies se han convertido en una herramienta muy importante de cara a la seguridad de la información, ya que actúan como intermediarios entre los clientes y servidores; brindado anonimato y seguridad a los usuarios al ocultar sus direcciones IP y protegerles contra malware y ataques de phishing. También hay que tener en cuenta que los servidores proxy son particularmente importantes para las organizaciones que gestionan información confidencial, por razones explicadas en anteriores apartados.

Aún así, los ciberdelincuentes suelen usar servidores proxy para ocultar sus identidades y atacar otros sistemas; o para eludir los controles de seguridad y obtener acceso a redes restringidas. Esto crea la necesidad de implementar medidas de seguridad adecuadas (autenticación, controles de acceso…).

En definitiva, los servidores proxy presentan -y han tenido- un impacto significativo en el campo de la seguridad de la información. Pero las organizaciones siempre deben de sopesar los riesgos y beneficios para determinar si un servidor proxy es realmente apropiado para sus necesidades.

El Futuro De Esta Tecnología

A medida que las necesidades de seguridad y rendimiento en la red continúen evolucionando, los servidores proxy también lo harán. Las principales aplicaciones potenciales para proxies de cara a tecnologías modernas -y futuras- serían:

  • Machine learning: los servidores proxy están incorporando algoritmos de aprendizaje automático para detectar y bloquear automáticamente el tráfico sospechoso, o incluso para mejorar el rendimiento de la red.
  • Tecnología blockchain: los proxies podría usar esta tecnología para alcanzar una mayor seguridad y transparencia (por ejemplo, mediante el uso de contratos inteligentes para hacer cumplir los controles de acceso o para verificar la identidad de los clientes).
  • Informática perimetral: también se pueden usar junto con una infraestructura perimetral para reducir la latencia y mejorar la velocidad de la red, almacenando en caché contenido consultado frecuentemente.
  • Soluciones cloud: para integrarlos con soluciones de rendimiento y seguridad basadas en la nube con el objetivo de brindar una experiencia cuasi-perfecta a los usuarios.

Conclusión

Un servidor proxy es una tecnología muy útil que mejora significativamente la seguridad, el rendimiento y el control de acceso en la red. Al entender su funcionamiento con detalle, y mantenerse informado acerca de las tecnologías emergentes en este campo, las empresas y organizaciones podrán ser capaces de aprovecharlo al máximo.