big data en el sector salud
Extracción de muestra de orina.

Aplicaciones & Beneficios del Big Data en el Sector Salud

Cuando hablamos de big data hacemos referencia a la recopilación de una gran cantidad de datos que son procesados utilizando nuevas tecnologías y máquinas inteligentes. Estos datos pueden ser analizados con el fin de obtener información útil en distintas áreas, incluida la salud pública.

Gracias al big data se puede obtener rápidamente información de utilidad en el sector de la salud, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades, predecir epidemias, controlar brotes, etc. De hecho, muchos expertos dicen que el big data es el futuro de la salud, y éste permitirá mejorar la esperanza de vida de la población mundial.

Aplicaciones del Big Data en el sector salud

La tecnología del big data tiene diferentes aplicaciones en el área de la salud, las cuales sin duda alguna contribuyen de manera positiva al mantenimiento de la población en general. Algunas de estas aplicaciones son:

  • Medicina preventiva: utilizando datos masivos sobre genómica es posible realizar un diagnóstico oportuno de una amplia gama de enfermedades, así como predecir la probabilidad que tiene un individuo de padecer una patología en particular.

Esto se conoce como “medicina preventiva”, y en definitiva ayuda a mejorar la salud de la población y disminuir el índice de mortalidad.

  • Diagnósticos clínicos: gracias al big data se pueden recopilar datos acerca de individuos que padezcan alguna enfermedad en específico, con el fin de detectar patrones en cuanto a sintomatología y analizar dicha información. Al hacer esto es posible realizar diagnósticos clínicos más acertados.
  • Análisis epidemiológico: la detección temprana de brotes epidemiológicos es algo que siempre le ha interesado al sector de la salud pública. Esto es posible de lograr gracias a la tecnología del big data. Además, dicha tecnología permite también conocer y determinar puntos de contagio con el fin de rastrear el curso que puede seguir una enfermedad contagiosa.

Sin duda alguna, aplicar la tecnología de Big Data en el área epidemiológica puede ayudar a controlar pandemias y salvar así millones de vidas.

  • Control de los centros de salud: a nivel administrativo es importante que los hospitales, clínicas y cualquier institución operativa del sector salud estén constantemente informados acerca de la demanda actual de servicios. Esto permite conocer las capacidades de las instituciones, a la vez que se evalúan aspectos como la calidad de los servicios ofrecidos.

Estos análisis son fáciles de lograr con la ayuda del big data, lo que a su vez permite tomar decisiones más rápidas y mejorar la atención sanitaria que se le brinda a la población. 

  • Estudio de fármacos: en el sector farmacológico, el big data permite obtener una mayor cantidad de información acerca de los diferentes ensayos clínicos ejecutados. Esto permite determinar qué aspectos son necesarios mejorar en un fármaco en particular, lo que incrementa los avances en la producción de medicinas efectivas.

Realmente, son muchas las aplicaciones que el big data tiene en el sector de la salud pública. Esto es posible gracias a la obtención y recopilación oportuna de datos clínicos, genéticos, experimentales, históricos, etc. 

Cada una de estas aplicaciones contribuye de manera directa o indirecta en el mejoramiento de la salud y la calidad de vida de la población mundial.

Beneficios del Big Data en el área de la salud

Teniendo en consideración las aplicaciones expuestas anteriormente, podemos decir que los beneficios que aporta el big data en el área de la salud son: 

  • Mejora del sistema sanitario. 
  • Mejor atención médica.
  • Incremento de la eficiencia de los análisis realizados a cada paciente.
  • Predicción de enfermedades.
  • Control de brotes epidemiológicos.
  • Incremento en el avance científico para la obtención de fármacos eficaces para distintas enfermedades.
  • Creación de nuevas tecnologías.

El big data permite a la salud pública y privada hacer frente a cualquier desafío o dificultad que se pueda presentar, a la vez que se mejoran cada vez los servicios que se ofrecen para el diagnóstico y tratamiento de diversas patologías. 

Cada vez son más las organizaciones y sectores que utilizan estrategias de inteligencia artificial y de big data para avanzar en la mejora de sus productos y servicios, y el sector salud no se queda atrás en este avance.

En definitiva, el big data se puede poner al servicio del sector sanitario, ayudando a optimizar el abordaje de patologías, diagnósticos y tratamientos destinados a mejorar la calidad de vida del paciente.