ciberinteligencia utilidad
Persona encapuchada.

Ciberinteligencia: Definición y Utilidad

En un mundo donde el internet se ha popularizado tanto y donde la tecnología avanza a pasos sorprendentes, se hace necesario desarrollar mecanismos de defensa que permitan hacer frente a ciberataques y a amenazas digitales. En este punto, la ciberinteligencia y la ciberseguridad juegan un papel fundamental.

Aunque parecen ser iguales, la realidad es que se trata de dos disciplinas diferentes que trabajan en conjunto para proveer seguridad virtual. Si quieres saber más al respecto, en este artículo te hablaremos acerca de en qué consiste la ciberinteligencia y para qué sirve.

¿En Qué Consiste La Ciberinteligencia?

La ciberinteligencia se encarga de conseguir y analizar información con el fin de identificar amenazas e incluso predecir ciberataques. Mediante dicho análisis de datos, la ciberinteligencia propone mecanismos de acción para garantizar la seguridad. 

Debido a que constantemente aparecen nuevas amenazas y estrategias utilizadas por los ciberdelincuentes, la ciberinteligencia es una disciplina que se encuentra en constante evolución. Así, ella busca encontrar maneras para predecir dichos ataques y prevenirlos, utilizando para ello la ciencia de datos y el análisis inteligente de grandes cantidades de datos (Big Data). 

Para obtener información relevante que permita predecir e identificar amenazas, la ciberinteligencia ejecuta los siguientes pasos:

  • Conocer los objetivos que se desean alcanzar a través del análisis de la información. 
  • Identificar los diferentes recursos a través de los cuales se obtendrá la información. Pueden ser fuentes públicas, privadas, de la empresa, etc. 
  • Utilizando estrategias de ciencia de datos, se realiza un estudio y análisis apropiado de la información recolectada. 
  • Determinar las posibles amenazas que existen, en base a los resultados del análisis y teniendo presente los objetivos planteados al principio. 
  • Informar acerca de las medidas de seguridad que se deben ejecutar para hacer frente a las posibles amenazas y ataques cibernéticos. 

Diferencia entre ciberseguridad y ciberinteligencia

A diferencia de la ciberinteligencia, la ciberseguridad no es una disciplina predictiva, sino que se encarga de ejecutar y poner en marcha herramientas que permitan garantizar la seguridad cibernética.

Gracias a los conocimientos de programación, diseño de softwares, análisis matemáticos, etc., los profesionales en ciberseguridad son capaces de diseñar estrategias y procesos que permitan hacer frente a las amenazas virtuales, ya sea antes, durante o después de que estas ocurran.

La disciplina de la ciberseguridad engloba todas las estrategias y procesos que se ejecutan para proteger y garantizar la seguridad de la información personal de una empresa o persona particular. Por otro lado, la ciberinteligencia tiene como objetivo identificar y detectar a tiempo las amenazas o futuras amenazas que puedan ocurrir, utilizando para ello herramientas de análisis de la información. 

Similitudes

La ciberinteligencia y la ciberseguridad constantemente trabajan en equipo para garantizar la seguridad y la protección digital. Gracias a la información colectada por los profesionales en ciberinteligencia, la ciberseguridad es capaz de desarrollar métodos efectivos para contrarrestar los diferentes ciberataques.

En cada una de las etapas de la ciberseguridad, la ciberinteligencia puede ofrecer medidas que permitan mejorar los mecanismos de defensa y protección.

En la actualidad, los delincuentes virtuales poseen diversas herramientas, métodos y conocimientos que les ayudan a evadir los sistemas de seguridad para ejecutar sus ataques. Por eso, es de vital importancia contar con una disciplina como la ciberinteligencia, la cual constantemente se encuentra analizando datos para detectar oportunamente las amenazas.

El trabajo en equipo de la ciberseguridad y la ciberinteligencia permite preservar la seguridad, prevenir ataques, superar adversidades digitales y hacer frente a cualquier amenaza.

Usos de la ciberinteligencia

En líneas generales, algunos ejemplos de usos de la ciberinteligencia son:

  • Obtención de información que permita probar que se ha ejecutado un ataque en contra de una entidad en particular. Esto permite identificar al culpable y penalizarlo por sus acciones.
  • Detección de campañas que se estén ejecutando en contra de una empresa en particular, lo cual permite anticipar ataques. Esto se realiza mediante el monitoreo y análisis de las llamadas “redes abiertas” (como por ejemplo la Deep Web). 
  • Detección de robo de identidad, lo que permite identificar cuando se esparce información falsa con respecto a una empresa o persona.
  • Identificar acciones llevadas a cabo en las redes sociales con el fin de desprestigiar a algún organismo, empresa o persona particular.

Conclusión

Aunque la ciberseguridad y la ciberinteligencia están estrechamente relacionadas entre sí, la realidad es que se trata de disciplinas diferentes. Sin embargo, gracias al trabajo conjunto de ambas es posible garantizar la seguridad cibernética, prevenir amenazas, detectar ciberataques y ejecutar acciones de protección.

Vivimos en una época en la cual los ciberdelicuentes constantemente están ideando nuevas estrategias para atacar a las empresas o personas y robarles su información personal. Por eso, cada vez se hace más indispensable contar con organismos de ciberinteligencia y ciberseguridad para preservar la integridad digital.